viernes, diciembre 2, 2022

Los hispanos dan lucha por la letra “Ñ” en Estados Unidos

El acento, las tildes, las diéresis y otros detalles ortográficos del español y del portugués son defendidos por los latinos

Must Read

En 1999, cuando las autoridades de la ciudad de Dallas aceptaron corregir el nombre de una autovía, que pasó de llamarse “manana” a ser “mañana”, en homenaje al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), fue calificada como una de las más importantes victorias del idioma español en EU.

Después de todo, ese sector es parte de la autopista Interestatal 35, también llamada la carretera del Tratado del Libre Comercio (que incluye a Estados Unidos, Canadá y México), inicia en la ciudad de Duluth (Minnesota) y finaliza en Laredo (Texas).

De repente la 'Ñ', el acento, las tildes, las diéresis y otros detalles ortográficos del español y del portugués vuelven a adquirir relieve
De repente la “Ñ”, el acento, las tildes, las diéresis y otros detalles ortográficos del español y del portugués vuelven a adquirir relieveCréditos: Foto: Istock 

Pero no es, o más bien no era extraño en EU, donde los latinos estadounidenses empiezan a considerar particularidades del idioma español, como las tildes y los acentos, como parte de su identidad y su herencia cultural.

De repente la “Ñ”, el acento, las tildes, las diéresis y otros detalles ortográficos del español y del portugués vuelven a adquirir relieve para un grupo étnico que registra un explosivo crecimiento demográfico, pero que aún enfrenta actitudes de menosprecio y el eco de políticas antiinmigrantes.

“Mi abuelo cambió su nombre, tarde en su vida, por algo que sonara menos latino, porque en los años 70 se sintió discriminado”, comentó Chris Echeverría, director adjunto de asuntos gubernamentales en la Universidad de Nueva York.

Pero si los hispanos que se quedaron en los territorios que pasaron de México a Estados Unidos o los migrantes que llegaron después a la nación estadounidense enfrentaron segregación, discriminación y poca educación, fueron humillados, avergonzados y heredaron un español lleno de pobrezas, hoy sus hijos, o sus nietos, tienen una postura distinta.

Peor aún, históricamente en algunos casos fueron hostigados. Según testimonios, las escuelas castigaban a los estudiantes que hablaban español o intimidaban a los padres frecuentemente analfabetos y de clase humilde.

Todavía hace 10 o 15 años hubo incidentes respecto al uso del español en comercios o fábricas e intentos nativistas por hacer del inglés el lenguaje oficial del país, aunque ya es abrumadoramente mayoritario. 

En esas condiciones, fijarse dónde iba un acento o una tilde “no era precisamente una prioridad”, señaló Cynthia Duarte, directora del Centro Sarah W. Heath Center for Equality and Justice en la Universidad Luterana de California.  

Hoy, aunque no hablen español saben qué acentos y tildes son parte de su identidad. 

“Agregar el acento representa para mí todo el progreso que hemos hecho los hispanos en Estados Unidos y eso me hace sentir orgulloso”, agregó Echeverría en un mensaje a Axios. 

La presión también se deja sentir en la computación, que en sus principios no se cuidó de incluir símbolos ortográficos ajenos al inglés  y apenas comienza a incluirlos para sus versiones en ese lenguaje, a ser utilizados a petición específica. Los signos, sin embargo, son parte de las versiones de lengua española desde hace tiempo. 

La mayor diferencia es que hoy los hispanos, o latinos, son una fuerza política y económica en ascenso y su posición es distinta, incluso en lo que respecta a la búsqueda de raíces y contacto con su cultura ancestral, aunque persistan algunas actitudes negativas a sus demandas. 

En términos domésticos, son un bloque de votantes que aumenta a razón de un millón anual, y eso los hace políticamente valiosos; hay más de 60 millones de hispanos, incluso unos 45 millones de origen mexicano; son el segundo país hispanoparlante del mundo y, por derecho propio, una potencia económica. 

Es cierto que el movimiento por la recuperación de las modalidades ortográficas del español no es algo nuevo. Fue parte importante del primer despertar. La Organización Nacional de Periodistas Hispanos(NAHJ, por sus siglas en inglés) comenzó a usar la “Ñ” como distintivo a finales de los 70 o principios de los 80. 

Cabe recordar que la Academia Norteamericana de la Lengua Española –correspondiente de la Real Academia– fue fundada en 1973, en Nueva York. 

- Advertisement -spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img
Latest News

Mipyme agradecen apoyo del Gobierno para impulsar sus productos en mercados internacionales

Ciudad de Guatemala, 1 dic (AGN).- Emprendedores guatemaltecos agradecieron el apoyo otorgado por el gobierno del presidente Alejandro Giammattei,...
- Advertisement -spot_img

More Articles Like This

- Advertisement -spot_img