miércoles, abril 24, 2024

Europa en alerta máxima: El calor invernal secará ríos, canales y lagos a un mínimo histórico

La situación en la región se ha vuelto "muy precaria", principalmente en el centro y suroeste de Francia, norte de España y norte de Italia

Must Read

Hay una crisis ambiental de la que no hemos podido escapar y que está afectando a todo el planeta. Sin embargo, la situación se ha vuelto insostenible en toda Europa. 

En sí, la ola de calor invernal, la escasez récord de lluvias y la sorprendente falta de nieve en esta región, modifican la extensión de los ríos, canales y lagos de todo el continente.

Su nivel es alarmantemente bajo y los expertos advirtieron que podrían repetirse las graves sequías del año pasado. Las imágenes tomadas del paisaje son tan aterradoras, que solo se puede observar a los lechos fluviales secos y a los lagos reducidos por un extraño aumento de temperatura.

El 21 de febrero se capturó como el lecho del lago de Montbel — ubicado al suroeste de Francia— se encontraba seco y agrietado.
El 21 de febrero se capturó como el lecho del lago de Montbel — ubicado al suroeste de Francia— se encontraba seco y agrietado.Créditos: AFP 

Hay unas zonas más afectadas que otras

Fotografías muestran como el comienzo de este 2023 en Europa ha sido particularmente cálido y seco a pesar de la temporada y estación invernal. Los expertos han asegurado que estos paisajes son comunes de ver solo con el abrasador calor de verano, pero no en tiempos donde debería predominar el frío y la nieve. Particularmente, esta situación está afectando a una franja de la región que incluye el centro y suroeste de Francia, el norte de España y el norte de Italia. Es preocupante lo que esto pueda significar para el abastecimiento del agua.

Debido a que la situación de este líquido vital se ha vuelto muy delicada, investigadores de la Universidad Tecnológica de Graz en Austria, se dieron a la tarea de analizar los recursos mundiales de aguas subterráneas a través de datos satelitales. Publicaron el estudio en enero de este año y estas fueron sus conclusiones:

El río Issole se fotografió —este 23 de febrero— completamente seco en Flassans-sur-Issole, al sureste de Francia. FOTO: AP

“Hace unos años, nunca habría imaginado que el agua sería un problema aquí en Europa”, afirma Torsten Mayer-Gürr, uno de los investigadores. “Aquí estamos teniendo problemas con el suministro de agua: tenemos que pensar en ello”.

Francia vive su peor sequía

De acuerdo con la publicación de CNN, Francia está viviendo su periodo más seco en más de 60 años. Un récord del que no les ha traído ningún beneficio. 

El caso es tan alarmante que podría imponer restricciones de uso del agua en poco tiempo. Simon Mittelberger, climatólogo de Météo-France, declaró al medio de comunicación internacional que el país “ha sufrido una serie de 32 días consecutivos sin precipitaciones significativas, desde el 21 de enero hasta el 21 de febrero“. Que ha sido el periodo más largo desde que comenzaron los registros en 1959.

Lo que antes estaba cubierto por el mar, dejó que un grupo de personas pasara por una estrecha franja de arena en el lago de Garda, en el norte de Italia. Esto el 21 de febrero del 2023. FOTO: Reuters 

Según el climatólogo, esto está teniendo un efecto perjudicial en los ríos y lagos del país, así como en los suelos. “Los suelos están mucho más secos de lo habitual”, recalcó. Incluso, los niveles de humedad actuales del suelo en Francia no se verían normalmente hasta mediados de abril. Por otra parte, las nevadas también han sido escasas. “La situación en los Pirineos —cadena montañosa que separa la península Ibérica del resto de Europa— se acerca al récord más bajo de cantidad de nieve para esta época del año”, aseguró Simon Mittelberger. Asimismo, en los Alpes ha nevado un 63  por ciento menos de lo habitual, según la Fundación de Investigación CIMA.

Y es que la falta de nieve en invierno puede amenazar las reservas de agua en primavera y verano, ya que hay menos deshielo para sostener los ríos. Esto no es todo… en verano del año pasado, Franciasufrió la peor sequía de la que se tiene constancia pero —advirtió Simon Mittelberger— este año “la situación podría ser peor si no tenemos precipitaciones significativas en los próximos dos meses“. Por su parte, el ministro de Transición Ecológica de Francia, Christophe Béchu, calificó la sequía invernal como: “sin precedentes” y advirtió de que el país se encuentra en estado de alerta.

En Venecia vimos como un canal se encontraba completamente seco, esto a principios de febrero. FOTO: Getty Images

Lagos sin agua y canales secos, situación que empieza a ser “común”

En Italia —por ejemplo— algunas de las masas de agua más famosas del país se están secando. El nivel de las aguas del lago de Garda es tan bajo que ahora es posible caminar hasta una isla en el centro, a lo largo de una franja de lecho lacustre expuesto y la realidad es que hasta hace unos meses, este camino no existía. A la par, uno de los emblemáticos medios de transporte de Venecia, se han vuelto más difíciles de tomar, hablamos de los taxis acuáticos. Esto debido a que algunos de sus canales se han vuelto demasiado poco profundos para mantener a flote las góndolas. ¿La principal razón? La falta de lluvias. 

Lo irónico de la situación es que durante mucho tiempo se temió a las inundaciones que azotaban la ciudad, mientras que ahora se enfrentan al problema contrario. El río más largo de Italia, conocido como Po, serpentea por su corazón agrícola septentrional, tiene un 61 por ciento menos de agua de lo habitual para esta época del año. Lo que pasó es que en verano del año pasado, el Gobierno de Italia declaró estado de emergencia en la zona que rodea al famoso cuerpo de agua debido a que sufrió su peor sequía en 70 años.

El director general de Legambiente —grupo ecologista italiano—, Giorgio Zampetti, teme que lo peor esté aún por llegar ya que el “2023 acaba de empezar, pero ya muestra signos preocupantes en cuanto a fenómenos meteorológicos extremos [y] niveles de sequía”, declaró el especialista a través de en un comunicado de prensa. 

En noviembre del 2022 se tomó esta fotografía para corroborar un “anillo” de suciedad alrededor del borde del embalse de Siurana en Cataluña, España. FOTO: Getty Images

¿Cómo abastecerán el agua faltante?

En toda Europa existe la preocupación de poder llevar este líquido vital a las partes que más se necesitan. En específico, España registró el año más caluroso de la historia en el 2022 y se teme que esto llegue a afectar el abastecimiento del agua. La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera declaró —en una rueda de prensa— que no podían garantizar el suministro de agua potable “ni para usos económicos dependiendo exclusivamente de la lluvia”. Hasta el momento, el país ha aprobado planes para invertir unos24 mil millones de dólares —que son 441 mil millones 297 mil  600 pesos— en la gestión del agua,incluidas medidas para mejorar el saneamiento y el tratamiento además de modernizar el regadío.

Desde 1980, la media de agua disponible ha disminuido un 12 por ciento, y las previsiones apuntan a que puede producirse un nuevo descenso de hasta el 40 por ciento para el 2050. El tiempo seco en Españatambién amenaza al preciado jamón ibérico de bellota, ya que la escasez de lluvias y el aumento de las temperaturas afectan a las bellotas que comen los cerdos.

Los expertos piensan que durante las próximas —las cuales serán cruciales— se definirá el padecimiento de la sequía. Aunque Europa se ha visto asolada —anteriormente por las sequías estivales o la escasez de lluvias—, los expertos temen que los dos últimos meses —los cuales han sido excepcionalmente secos—, sean señal de una nueva realidad, causada en parte por el aumento de la temperatura media mundial. Ante esto, Andrea Toreti, climatólogo del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea, declaró a CNN que estas condiciones “eran raras en el pasado”.

El 25 de enero de este año, se tomó esta vista aérea de las marismas secas del Parque Nacional de Doñana en Huelva, España. FOTO: Getty Images

Sin embargo, el cambio climático estaba alterando “los regímenes de precipitaciones sobre Europa y haciendo que estos extremos sean más recurrentes e intensos”. Agregó que había una preocupación creciente debido a la falta de precipitaciones en las últimas semanas y, que si se tomaba en cuenta la sequía del 2022, las próximas semanas podrían definir el rumbo del clima en la región. Andrea Toreti también dijo que atribuir la sequía invernal al cambio climático requeriría de un análisis específico que aún no se ha llevado a cabo, añadió que tales eventos “son un efecto esperado” del mismo en términos de extremos “más frecuentes e intensos”.

- Advertisement -spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img
Latest News

Se entera que tiene una enfermedad terminal y se arroja de edificio

Un hombre se aventó desde el quinto piso de un hospital en China luego de recibir el diagnóstico médico donde le notificaron que sufre de una enfermedad terminal, hecho que influyó...
- Advertisement -spot_img

More Articles Like This

- Advertisement -spot_img