miércoles, junio 19, 2024

Contaminación amenaza a la humanidad: desarrolla superbacterias que podrían matar 10 millones de personas al año

De acuerdo a especialistas, la resistencia a los antibióticos es la próxima pandemia que amenazará a la humanidad

Must Read

La humanidad enfrenta varias amenazas para el futuro, pero una de las más graves es la resistencia a los antimicrobianos (RAM), pues fomenta la aparición y propagación de superbacterias, unas cepas de bacterias que se han vuelto resistentes a todos los antibióticos conocidos. Las cuales no solo afectan gravemente la salud de las personas, animales y plantas, también la economía. Uno de los puntos claves para lidiar con ellas, es reducir la contaminación, según un informe publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). 

Con la resistencia a los antimicrobianos, la medicina moderna está en riesgo, pues ya no se podrían tratar ni siquiera las infecciones leves. Esto representa que de aquí a 2050, hasta 10 millones de personas podrían morir al año debido a microorganismos super resistentes -el equivalente a las muertes mundiales por cáncer en 2020-, pues no solo las bacterias son una amenaza, también los hongos.

Estos microorganismos son un peligro latente para la humanidad.
Estos microorganismos son un peligro latente para la humanidad. Créditos: iStock. 

Pero además de las pérdidas humanas, la economía también sufrirá un colapso por esta causa, pues el coste de lidiar con ellos podría representar una caída del PIB de al menos 3.4 billones de dólares anuales para 2030, lo que elevaría en 24 millones de personas más a las cifras de pobreza extrema.

El creciente uso y abuso de antibióticos y otros factores de estrés microbiano (por ejemplo, la presencia de metales pesados y otros contaminantes) crean condiciones favorables para que los microorganismos desarrollen resistencia. Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS), declaró que los antimicrobianos se encuentran entre las diez principales amenazas mundiales para la salud.

La resistencia a los antibióticos es una de las principales amenazas de la humanidad. Foto: iStock. 

Pero aunque el panorama parezca desolador, siempre hay una luz al final del túnel, pero ella requiere esfuerzos conjuntos, pues tampoco es tarea fácil, ya que es justo la contaminación generada por los principales sectores económicos –como el farmacéutico, sanitario y agrícola- la que más favorece el desarrollo de las superbacterias, por lo que es imperativo reducirla. 

Parte de las soluciones e incluyeron también en el informe de, PNUMA, en el que destaca un conjunto integral de medidas para hacer frente tanto al declive del medio ambiente como al aumento de la resistencia a los antimicrobianos, en particular mediante estrategias que permiten combatir las fuentes clave de contaminación por: el saneamiento deficiente, el alcantarillado y los desechos comunitarios y municipales.

La contaminación favorece al desarrollo de superbacterias. Foto: iStock. 

Crisis de derechos humanos

Mia Amor Mottley, primera ministra de Barbados, país sede de la Sexta Reunión del Grupo de Liderazgo Mundial sobre la Resistencia a los Antimicrobianos, dijo que la “crisis ambiental de nuestro tiempo también es una crisis de derechos humanos y geopolítica: el informe sobre la resistencia a los antimicrobianos publicado por el PNUMA es otro ejemplo de inequidad en el sentido de que la crisis por la resistencia a los antimicrobianos está afectando desproporcionadamente a los países del Sur Global”.

La Alianza Cuatripartita conformada por agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el PNUMA, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA), hizo referencia a un término que también es clave para hacer frente a esta problemática: “Una sola salud”.

En ese mismo tenor, la ONU apunta que hacer frente a los antimicrobianos requiere una respuesta multisectorial que reconozca que la salud de las personas, los animales, las plantas y el medio ambiente están estrechamente relacionados y son interdependientes. 

Esto amenaza a la medicina moderna. Foto: Pixabay. 

Salud y alimentación amenazadas

Inger Andersen, directora ejecutiva del PNUMA, explicó que la triple crisis planetaria: el cambio climático, la contaminación y la pérdida de biodiversidad; ha contribuido al fenómeno de las superbacterias y la resistencia antimicrobiana. 

“La contaminación del aire, el suelo y los cursos de agua socava el derecho humano a un medio ambiente limpio y sano. Los mismos factores que provocan la degradación del medio ambiente están agravando el problema de la resistencia a los antimicrobianos. Los efectos de la resistencia de los antimicrobianos podrían destruir nuestra salud y nuestros sistemas alimentarios”, advirtió. 

Con información de ONU Noticias

DMGS

- Advertisement -spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img
Latest News

Misterioso monolito aparece en el desierto de Nevada

En un giro digno de una novela de ciencia ficción, la policía de Las Vegas se encontró con una intrigante escena...
- Advertisement -spot_img

More Articles Like This

- Advertisement -spot_img