Dejar residuos de las actividades humanas es prácticamente imposible y prueba de ello es Marte, pues la NASA publicó imágenes en las que se ve basura en el suelo del planeta rojo.

El objeto que se ve parece ser una manta térmica que empleó el rover Perseverance para protegerse de las bajas temperaturas durante el aterrizaje.

Créditos: Especial.

“Es una sorpresa encontrar esto aquí. ¿Esta pieza aterrizó aquí después de eso, o fue arrastrada aquí por el viento?”, escribió en un comunicado el equipo del rover, el cual se encuentra en Marte desde el año pasado buscando indicios de vida en el cráter Jerezo.

Además, en abril también se notificó que el tren de aterrizaje que le ayudó a al Ingenuity y al Perseverance a asentarse en el suelo rojo quedó como un remanente de la misión. Por ahora es basura que permanecerá ahí y no está claro que sucederá con ella. 

 

Basura humana en el espacio es un problema

La contaminación no es un problema interno de la Tierra,  pues los desechos espaciales comienzan a causar preocupación entre la comunidad científica. Jake Abbott, profesor de robótica de la Universidad de Utah, aseguró que la Tierra podría generar anillos similares en apariencia a los de Saturno pero de pura basura.

Los residuos espaciales, también conocidos como ‘debris’, son un tipo de polución antropogénica, la cual podría incrementarse cuando comience el turismo espacial; en la actualidad se produce por las misiones y lanzamientos de nuevos satélites. Se calcula que en la actualidad hay más de 27 mil piezas de escombros grandes detectables.  

Sin embargo, se cree que existen muchos más desechos demasiado pequeños para ser rastreados, pero serían lo suficientemente grandes como para amenazar los vuelos espaciales. La NASA estima que hay medio millón de escombros del tamaño de una canica y alrededor de otros 100 millones de aproximadamente un milímetro.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here